¿Cual es la diferencia entre un genio provocador y un perfecto imbécil? Pregúntenselo a Lars Von Trier quien hoy en Cannes dió su conferencia de prensa más polémica y quizás se auto colocó en un lugar muy dífícil de salir, el de ser tachado de por vida como simpatizante nazi.

En plena conferencia de prensa durante la presentación de su última película “Melancolia” y como si el director danés lo estuviese buscando, fue llevando a los periodistas a un terreno border. Bastó con que un periodista preguntara por la elección de Wagner para musicalizar su film para que Trier se despache solito con que antes simpatizaba con los judíos, incluso que  se sentía  judío, para  luego decir que comprendía a Hitler, que quizás no apoyaba la metodología pero que bueno que quizás se sientía  un poco nazi y que también admiraba mucho a Albert Speer, el arquitecto de Hitler.

Pobre Kirsten Dunst que ya se lo había tenido que fumar en el set de “melancolía” y ahora en vez de ir a tomar sol en la costa francesa va a quedar tomar el primer vuelo de regreso a USA en vez de quedar envuelta en este escándalo.

Lars Von Trier el “genio” logró que en todo el mundo se hable de él, habrá que ver si su movida lleva espectadores al cine o si el tiro le sale por la culata. Pobre Martina Guzmán la actriz Argentina que está de jurado en Cannes, que había tenido sus 15 minutos de fama internacional al reportar un robo en su Hotel…

Porque no reirnos un poco de este personaje con una genial parodia del programa español Muchachada Nui: